Roglic y Pogacar: sólo puede quedar uno

Tour 2020

El Tour parece que se haya convertido en una carrera de eliminación o un reality televisivo en el que finalmente sólo han quedado dos supervivientes y el resto son espectadores de un duelo que, por muy desigual que pueda parecer, tiene ahora mismo un desenlace incierto. Roglic y su poderoso Jumbo-Visma han sido una apisonadora de triturar carne en las etapas de montaña. Sólo uno se ha resistido a su marcha triunfal hacia París, el recién llegado Pogacar (UAE), que no sólo está encantado de haberse conocido a sí mismo en el debut del Tour sino que se ha propuesto cambiar el blanco los líderes jóvenes por el amarillo antes de llegar a París. De hecho, ya sería líder si no hubiera cedido uno y veintiuno en una emboscada del Jumbo en la etapa de Lavaur.

Al otro lado de la balanza del Tour, está el Ineos y Egan Bernal, que el domingo en el Grand Colombier tuvo su peor crisis desde que es profesional y cedió más de siete minutos, lo que obliga a replantear todo el Tour al equipo que había dominado la carrera desde 2012 con victorias de Wiggins, Froome (4), Thomas y el mismo Bernal. Han surgido, claro, críticas a la decisión del manager, David Brailsford, de dejar fuera todo Thomas.

Para Pogacar y los escaladores que aspiran al podio -Urán, López, Adam Yates, Porte y Landa-, la posibilidad de ganar terreno pasa sobre todo para resistir en una tercera semana con un recorrido alpino que pone los pelos de punta y en el que las posibilidades de marcar diferencias son múltiples, sea atacando o haciendo desfallecer los rivales directos. Tras el descanso de ayer, hoy se ha preparado una llegada con un doble ascenso final con trampa, un puerto de tercera (Villard-de-Lans) encadenado con uno de primera (Saint-Nizier). 

Mañana la cosa sube por encima de los dos mil metros con un coloso bien conocido, la Madeleine, y sobre todo con el hallazgo del cuello de la Loze (2.034 m), una subida interminable de 21,5 km al 7,8 por ciento. Para rematar, el jueves los ciclistas no pararán de subir y bajar, cinco puertos pasando por el de categoría especial de Plateau diciembre Glières, con un tramo de tierra incluido a 35 km de la llegada. Si, como es probable, Roglic y Pogacar llegan separados por una distancia similar a la actual, todo se decidirá en la contrarreloj de 36 km con final tramposo en La Planche diciembre Bellas Hijas, 6 km al 8,5 por ciento.

El británico del Mitchelton se llevó la general en la edición de la Tirreno-Adriático aunque Geraint Thomas (Ineos), segundo, va recortarle 16 segundos en la contrarreloj final en San Benedetto del Trong (10,1 km), que terminó con victoria de Ganna (Ineos). Thomas, de este modo, se reivindicó justo al día siguiente del derrumbe de Bernal.

General

1º P. Roglic (Jumbo) 65h37: 072º T. Pogacar (UAE) a 12:403º R. Urán (EF) a uno y treinta y cuatro4º MA López (Astana) a 01:455º A. Yates (Mitchelton) a 2:036º R. Porte (Trek) a 2:137º M. Landa (Bahréin) a 2:168º E. Mas (Movistar) a 3:159º N. Quintana (Arke) a 5:0810º T. Dumoulin (Jumbo) a 5:1211º G. Martin (Cofidis) a 6:4512º A. Valverde (Movistar) a 6:5213º E. Bernal (Ineos) a 8:2521º M. Soler (Movistar) a 58:2398º D. de la Cruz (UAE) en 3h12: 52

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.