Por qué las carreras de caballos son atractivas para los apostadores casuales

Carreras de caballos

Las carreras de caballo son una afición que no ha perdido adeptos a lo largo de los años, al contrario, sigue ganando fanáticos. En varias partes del mundo se ha extendido esta pasión, que comenzó originariamente en Roma en el Circo Máximo. A partir de esos tiempos comenzaron a extenderse por todo el mundo. En casi todos los países existen hoy en día carreras de caballo que no sólo mueven multitudes, sino que también mueven mucho dinero debido a las apuestas que los fanáticos realizan. Así es como cada vez más personas se contagian con el entusiasmo de las Horse Racing Betting, que puede llegar a reportar grandes ganancias.

Esto combinado con la emoción de las carreras y la belleza de los caballos, ha logrado entusiasmar a personas que normalmente no apostarían, abriendo de este modo una posibilidad para ganar más fanáticos. 

Carreras de caballo a nivel mundial

Existe una gran cantidad de personas que se están sumando a esta pasión equina. En Senegal por ejemplo, donde ​​las carreras de caballos se están convirtiendo cada vez más en una pasión para la juventud de este país. Para las familias de bajos recursos, incluso puede convertirse en una gran oportunidad para salir de la pobreza, ya que los jinetes ganan en promedio el doble del salario de un funcionario. En Vietnam, la carrera de caballos Bac Ha atrae a turistas de los lugares alrededor, convirtiéndose en una tradición de la zona y ofreciendo una gran atracción anual. 

Grandes torneos

También existen torneos internacionales, entre los que se encuentran la Copa del Mundo, disputada en Meydan en el Emirato Árabe de Dubai, considerada una de las catedrales hípicas del siglo XXI. Esta copa alberga un premio de 7,2 millones de dólares. En Suiza, específicamente en St. Moritz también se realiza anualmente una carrera peculiar, sobre un lago helado al pie de las montañas de Engadina, donde los jinetes son sustituidos por esquiadores arrastrados por los caballos. Australia también cuenta con su copa, la Copa Melbourne, cuyos orígenes se remontan a 1840 y que reparte 5,3 millones de dólares en premios. No podríamos dejar de mencionar una de las carreras más famosas y tradicionales, la realizada en Italia, en la ciudad de Siena, llamada “El palio de Siena”, y que rememora las carreras medievales. 

Inglaterra también tiene su propio premio, el Royal Ascot, que se celebra anualmente y que es muy popular entre los fanáticos y los dueños de caballos, y es parte del calendario de carreras de caballos.

Estados Unidos por su parte no se queda atrás, teniendo una gran tradición hípica. Su Torneo “Triple Corona” es la serie de carreras más famosa de Estados Unidos. Dicha tradición de las carreras de purasangres se remonta a 1665. Esta serie se compone de las carreras: Derbi de Kentucky, Preakness Stakes en la pista de carreras Pimlico en Baltimore, Maryland, y Belmont Stakes en el parque Belmont en Elmont, Nueva York.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.