La importancia de descansar bien para los deportistas

El descanso es fundamental sobre todo para los deportistas a causa de la gran cantidad de energía que emplean a la hora de hacer sus ejercicios. Es por ello que debe vigilarse muy bien este aspecto ya que supone la fase de recuperación de sus rutinas de ejercicios. Tanto es así que cada vez lo toman más en cuenta y buscan sitios especializados para dar con profesionales del descanso. Por ejemplo, aquí comparan muchos colchones recomendados para dar con la mejor opción posible.

Ayuda a la recuperación

Siempre que se hace ejercicio en general y cuando se hace una rutina deportiva en particular, el descanso nos ayuda a recuperarnos del estrés el descanso. En efecto, la actividad deportiva consiste en poner a nuestros músculos y organismo en general bajo estrés para activarlo, haciendo que se preparen para la actividad deportiva y para la ganancia de tono muscular.

Sin embargo, el tono no se obtiene propiamente hasta el momento del descanso. Es así que cuando descansamos es cuando podemos ganar el tono muscular que hemos trabajado durante el entrenamiento. 

Ayuda a poder incrementar el rendimiento

Cuando se hace deporte, la intensidad de este debe ir aumentando progresivmente. Es así que al principio tendremos poco rendimiento y poco a poco se irá incrementando. Este incremento está precisamente relacionado con la capacidad de nuestro cuerpo para acostumbrarse. De esa manera, si hacemos ejercicio nuestro cuerpo termina acostumbrándose a determinado nivel de exigencia.

Cuando alcanza ese “tope” de ejercicio el cuerpo se acostumbra y no trabaja de la misma manera: en ese punto no se consigue ningún progreso. Es así que ese nivel debe ser superado y, para hacerlo, es fundamental un buen descanso. Con él nuestro cuerpo puede recuperarse del esfuerzo extra que hemos hecho y, con ello, podremos seguir progresando en nuestros objetivos.

En el momento del descanso, nuestro organismo puede reponerse de las microrroturas que se producen durante el ejercicio y hacer con ello que esté listo para el próximo entrenamiento. 

Mantiene a raya las lesiones y la sobrecarga

En relación al anterior punto, hay que decir también que el descanso a la hora de hacer deporte nos ayuda a prevenir posibles lesiones y sobrecarga. Es así que gracias a que nos aporta precisamente la recuperación muscular y de nuestro organismo en general nos ayuda a hacer que estemos preparados para la próxima sesión y no la iniciemos desgastados o con riesgo de poder lesionarnos más fácilmente. En definitiva, hay que hacerse a la idea de que tras un entrenamiento, si no se hace un buen descanso no será posible rendir en la siguiente sesión

Evitar el sobre-entrenamiento

Es la mejor forma de evitar el sobre-entrenamiento

Como puede deducirse de los beneficios del descanso para el deporte que venimos diciendo, el descanso puede entenderse también como una forma de regular nuestra actividad. En efecto, bastaría simplemente con notar las sensaciones de después de nuestro entrenamiento en función del descanso que hayamos tenido para saber que necesitamos recuperar. 

Por lo tanto, puede decirse que el descanso es otro de los recursos de control a la hora de hacer deporte ya que nos permite medir nuestras sensaciones en función de las sesiones que hayamos tenido y de las horas que hayamos tenido reposo. Por lo mismo, el descanso puede ser también un indicador acerca del esfuerzo que hemos realizado y de nuestros propios progresos. 

Nos ayuda a no enfermar 

Otro de los aspectos más importantes del descanso en relación a la actividad deportiva es que también nos ayuda a no enfermar. De hecho, hay que decir que este punto está en relación directa con la cuestión del sobre-entrenamiento. Según diversas investigaciones, tomar días libres de entrenamiento así como tomar las horas necesarias para el descanso ayuda a defender a nuestro organismo de la pérdida ósea así como del exceso de inflamación. 

Igualmente, como consecuencia de la realización de ejercicio intenso durante varios días sin el descanso necesario se da un gran descenso de proteínas presentes en nuestro organismo. Estas ayudan al correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunitario y, por lo mismo, hacen que no estemos enfermos con tanta facilidad. Es así que el entrenamiento en combinación con un descanso ineficiente puede hacer que enfermemos más fácilmente. 

Así pues, con todos estos beneficios que el descanso puede otorgar a la recuperación de nuestra actividad deportiva, no solo podremos aumentar nuestro rendimiento, sino también encontrar un mejor estado de salud en general. Es por ello que resulta fundamental hacerse con un buen colchón indicado para el descanso y, además, incluir en nuestra rutina las suficientes horas de sueño como para poder descansar y poder avanzar en nuestro entrenamiento.

Dichos beneficios son extensivos a otros aspectos importantes de nuestra vida tales como nuestro propio estado de ánimo o una forma más positiva de relacionarnos con los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.